Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on nov 14, 2013 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

Valentín Giró destaca la figura y la labor de Greg Mortenson

Valentín Giró destaca la figura y la labor de Greg Mortenson

El fundador del Central Asia Institute (CAI) ha impulsado la creación de más de 200 escuelas en Pakistán y Afganistán

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

El fundador del Central Asia Institute (CAI) ha impulsado la creación de más de 200 escuelas en Pakistán y Afganistán

A las cinco de la mañana estábamos listos con todas las cargas preparadas en la concurrida explanada central de Askole. Recuerdo que nos quedamos mudos de asombro al ver cómo se ocupaba la gran extensión con distintas expediciones, con sus bultos y sus porteadores, organizándose rápidamente, en medio de un caos controlado autogestionado con una incomprensible eficacia, que hacía que las expediciones fueran partiendo, una tras otra, rumbo al K2. Pronto apareció nuestro “shirdar”, Golam Abas, el jefe de los porteadores que nos ayudarían a mover los bultos de nuestra expedición hasta el Campo Base. El shirdar suele hablar algo de inglés y se encarga de asignar las cargas para cada porteador. Con una rudimentaria balanza, distribuye las pagas, vigila su trabajo durante el trayecto y media entre ellos y el equipo de alpinistas.

Recuerdo muy especialmente las miradas de unos y otros; las suyas, especialmente acogedoras y serviciales y las nuestras, ansiosas y con prisas por partir y por escalar. Un cruce de miradas y de culturas, Oriente y Occidente, tan distintas y a menudo tan distantes. Una expedición así es una oportunidad única e irrepetible para acercarnos a una realidad humana con múltiples matices y que hace aflorar todo aquello que nos une, que siempre es mucho más fuerte que lo que nos separa.

Unir estas miradas ha sido y es la vocación de gentes extraordinarias. Personas como el estadounidense Greg Mortenson que, en el año 1993, cuando regresaba del K2 tras un ataque fallido a la cumbre, arrastrándose medio perdido y exhausto por el Baltoro, dio de milagro con la aldea de Korphe, a orillas del río Braldo. Los baltís lo cuidaron como a un hijo hasta que logró recuperarse y partir de entonces la mirada de Greg cambió para siempre, y también el sentido de su vida. Antes de volver a casa, le prometió a Haji Ali, el nurmadhar o jefe del poblado, que regresaría a su aldea para construir una escuela, la escuela de Korphe. Con esta promesa su vida tomó un camino mucho más retador y difícil que la ascensión que había intentado en el K2. En el bestseller “Tres Tazas de Té” Greg narra su proyecto vital, que no es otro que el de tender puentes, luchando contra la pobreza y el extremismo, construyendo escuelas para las más olvidadas pero las únicas que pueden llegar a transformar realmente la sociedad hacia el progreso: las niñas y mujeres de Pakistán y Afganistán. Así, al frente del Central Asia Institute Greg y su equipo local han logrado construir, hasta la fecha, casi doscientas escuelas con el reflejo de esa fusión de voluntades y deseos de justicia.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>