Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ago 14, 2015 in Aprender y aplicar, Liderazgo basado en valores, Valentín Giró

Cómo gestionar el conflicto: primero, ventilar (1/3)

homer & conflict

El conflicto, que es algo inherente en nuestra condición humana, se manifiesta cuando se producen diferencias importantes entre dos personas (conflicto inter-personal) o grupos – y si se da en una misma persona hablamos de conflicto intra-personal. Si estas diferencias no se resuelven, las relaciones quedan afectadas en mayor o menor medida[1]. Cada persona se construye en base a sus valores y percibe e interpreta la realidad según su propia mirada. Esta diversidad de aproximaciones nos lleva, en ocasiones, a plantar la semilla del conflicto. La forma cómo vayamos a responder al mismo determinará nuestras posibilidades de resolverlo. Y la mejor manera de gestionar un conflicto es abordarlo en lugar de intentar evitarlo. Se describe a continuación un proceso de tres fases para afrontar el conflicto constructivamente.

  1. Ventilar, expresando e indagando: compartir con la otra persona lo que nos preocupa y los sentimientos que reconocemos en nuestra preocupación. Concretar la situación y los hechos a los que obedece nuestra preocupación y explicar por qué estamos preocupados. De igual forma, debemos indagar y escuchar lo que preocupa a la otra persona y entender cuáles sus razones y puntos de vista. No se trata, en esta fase, de conciliar puntos de vista para llegar a un acuerdo, sino de expresar nuestra verdad y de indagar la verdad de nuestro interlocutor. La honestidad es un requisito necesario para avanzar en esta dirección, sin embargo, las trampas en las que habitualmente caemos son no aceptar la verdad del otro y juzgarla y ser sarcásticos con ella.

[1] J. Hall, Telometrics, 1994

 

 

 

 

 

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *