Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Feb 1, 2014 in Aprender y aplicar, Valentín Giró

El papel de las nuevas tecnologías en una start-up (y 2)

El papel de las nuevas tecnologías en una start-up 2

Las tecnologías se han puesto al servicio de los pequeños grupos de emprendedores

 

En el libro “La Cumbre Infinita – Relato de una expedición, espejo de una empresa” los autores hemos querido utilizar la analogía de la escalada del K2 por la Magic Line, en el año 2004, como espejo de proyectos empresariales que impulsan los emprendedores. Hay tantas historias como emprendedores, tantas como alpinistas, porque no existe un único camino ni una sola forma de alcanzar el objetivo, sino que cada emprendedor dibuja su ruta y escribe su propia historia en base a sus valores, su experiencia, sus compañeros, su suerte.

El emprendimiento, como el alpinismo, son dos culturas hermanas donde las historias se viven y luego se transmiten de generación en generación a través de relatos, que sirven de hitos, de señales, de fuentes de inspiración. De estas experiencias se obtienen conclusiones sobre lo que ha funcionado y lo que no, sobre los obstáculos que pueden aparecer en el camino y la forma de superarlos; son una fuente de ideas y recursos que futuros emprendedores o alpinistas utilizan como guía en sus propias aventuras.

Las tecnologías se han puesto al servicio de los pequeños grupos de emprendedores

Nunca como ahora hemos tenido acceso a un precio tan asumible, a la gran cantidad de datos que hacen que tomemos decisiones con un mayor grado de seguridad. Con un móvil y un ordenador con acceso a Internet podemos gestionar hoy una compañía global. Los equipos de las nuevas compañías no necesitan tener un entorno físico común, pueden perfectamente vivir en distintos lugares y, mediante el uso de la tecnología, trabajar como un equipo y gestionar de forma más eficiente mejores y mayores proyectos.

En las expediciones de alta montaña sucede lo mismo. Disponer hoy de una conexión vía satélite para establecer contacto permanente con el meteorólogo, por ejemplo, ha supuesto un avance fundamental, minimizando el alto riesgo que conlleva en condiciones tan extremas emprender un ataque a cumbre sin las mínimas garantías de estabilidad climatológica. De nuevo, las tecnologías se han puesto al servicio de los pequeños grupos de emprendedores ambiciosos y comprometidos, obligados a una economía de recursos compatible con la máxima excelencia y control de riesgos del proyecto.

(Autor: Carlos Trenchs, “La Cumbre Infinita – Relato de una expedición, espejo de una empresa”, con Valentín Giró y Belén Roldán)

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *