Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Oct 23, 2013 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

La importancia de contar con un experto en medios

La importancia de contar con un experto en medios

Dani Martí, un periodista deportivo con dilatada experiencia, fue uno más en el equipo de la Magic Line del K2

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

El periodista Daniel Martí fue uno más en el equipo de la Magic Line del K2

Sobre la importancia de rodear al proyecto de aliados, tengo que hablar del que fue para nosotros como un sexto escalador en nuestra cordada: Dani Martí. Dani era amigo de Óscar y un periodista deportivo con mucha experiencia, que se brindó a ayudarnos en todos los temas de relación con los medios de comunicación. Aunque Dani no viajó con nosotros a Pakistán ni estuvo físicamente escalando en la Magic Line fue sin duda uno más en nuestro equipo. Dani es el ejemplo perfecto de un gran aliado; alguien apasionado por el proyecto y que, desde una posición externa, se ofrece desinteresadamente a brindar su experiencia.

Su único interés era apoyar nuestro éxito, y me sentí especialmente cercano a él dado que me encargué en buena medida de gestionar la relación con los medios, tanto en esta fase de preparación como a lo largo de la propia expedición, contando siempre con su ayuda. Dani nos ayudó brindándonos su experiencia y contactos dentro del gremio periodístico, proporcionándonos buenos aliados, al tiempo que filtraba también a oportunistas ocasionales que aparecieron en algún momento.

Dani trabajó sin descanso antes, durante y después de la expedición. Dominaba el lenguaje adecuado para dirigirse a los medios, y a él le debemos el eslogan de nuestra expedición: “la montaña más difícil por la vía más difícil”. En Barcelona trabajamos mucho juntos y, una vez en la montaña, era él quien se encargaba de distribuir nuestras crónicas a los medios y hacer el seguimiento y el filtro de las peticiones, que se iban multiplicando a medida que nos acercábamos a la cumbre y parecía que lo íbamos a lograr. Su papel también fue clave para gestionar toda la información tras la muerte de Manel, Dani fue nuestro ángel de la guarda, especialmente en los momentos más difíciles y fuimos muy afortunados de contar con su apoyo. Oír su voz desde el K2 me hacía sentir tranquilo, bien encordado y asegurado a un sólido punto de anclaje, de complicidad y apoyo incondicional.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *