Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ago 9, 2013 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

La magic line del K2

La magic line del K2

El Chogori o K2, la “Montaña de las montañas”

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

El Chogori o K2, la “Montaña de las montañas”

“Solo alcanzarán el éxito quienes hacen en su vida aquello que les gusta hacer, que les apasiona y en lo que ponen todo su corazón.” Reinhold Messner, Mover montañas.

En el llamado “techo del mundo”, se encuentra “la montaña de las montañas” o Chogori en lengua baltí, bautizada por los cartógrafos británicos del siglo XIX como K2: “K” de Karakorum y “2” ya que creyeron que se trataba de la segunda cumbre más alta de la cordillera del Karakorum (el Masherbrum o K1, de 7.821 m, fue considerado entonces, erróneamente, el pico de mayor altura), en la región pakistaní del Baltistán.

El Karakorum es la cordillera que delimita la frontera de Pakistán con China, al norte, y con India al este. Su origen tuvo lugar, hace millones de años, por la colisión de la placa euroasiática con el subcontinente indio, al igual que sucedió con el Himalaya y el Hindu Kush. Con una extensión de unos 300 Km, la cordillera del Karakorum alberga cinco de los catorce “ochomiles” que hay en la Tierra y otras cien cumbres que superan los 7.000 m de altura. A quien ama la montaña le resulta imposible abstraerse de la fuerza y la magia de este lugar. Es un mundo de superlativos y de verticalidad, de dimensiones difíciles de explicar. Karimabad, por ejemplo, la capital del valle de Hunza, descansa a unos 2.500 m en el fondo de un valle por cuyas vertientes se alzan cumbres que superan de largo los 7.000 m, acercándose incluso alguna de ellas a los 8.000.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *