Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ago 12, 2013 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

La región de los territorios del norte de Pakistán

La región de los territorios del norte de Pakistán

La cordillera del Karakorum, un territorio inexplorado hasta bien entrado el siglo XIX

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

Un territorio inexplorado hasta bien entrado el siglo XIX

“Ninguna ascensión es obra de un solo hombre. Detrás se apiñan las sombras de otros que antes lo han intentado y han fracasado. Su fracaso les ha enriquecido y miran con orgullo y respeto a quienes han vencido.”

Charles Houston,
Líder de la expedición americana al K2 que tuvo que retirarse por mal tiempo, a 7.700 m, en 1953.

Hasta bien entrado el siglo XIX toda la región de la cordillera del Karakorum, desconocida por los occidentales, era un auténtico blank on the map; un territorio fuera del mapa, pendiente de exploración. Fue la necesidad de proteger de la expansión rusa el flanco noroccidental del entonces imperio indio lo que llevó a los exploradores británicos a adentrarse en el mayor laberinto de roca y hielo de Asia Central.

No es exagerado decir que una buena parte de este territorio sigue siendo, aún en nuestros días, terra incognita, incluso para el propio Gobierno de Pakistán, que no contempla como una prioridad la mejora de sus infraestructuras y servicios. A raíz del conflicto, aún no resuelto, entre India y Pakistán por el antiguo estado de Jammu y Cachemira, el Gobierno pakistaní ha venido considerando la región bajo un estatus distinto al del resto de las provincias, no autorizando su representación política ni otorgándole legitimidad constitucional.

El discurso oficial apunta a que el reconocimiento de los denominados “Territorios del Norte” sería interpretado por India como la validación del statu quo actual del conflicto. Pero en este territorio, de naturaleza a menudo hostil e inhóspita, encontramos una gente especialmente acogedora y amable, generosa y atenta, que muestra curiosidad e interés por los forasteros y su lugar de origen y que siempre se muestra agradecida por la visita que hacemos a sus valles y montañas.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *