Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Mar 5, 2015 in Aprender y aplicar, Liderazgo basado en valores, Valentín Giró

La rentabilidad diferencial de las empresas responsables (2/2)

Graph FoE

En su estudio Firms of Endearment: How World-Class Companies Profit from Passion and Purpose” (Rajendra Sisodia, David Wolfe & Jagdish Sheth, Wharton School Publishing, 2007), estos autores utilizaron los cuatro principios de Conscious Capitalism (es decir, (1) propósito noble, (2) liderazgo consciente, (3) cultura consciente, y (4) integración con los grupos de interés) para examinar una muestra inicial de varios cientos de compañías cotizadas y también de capital privado. El resultado final fue una selección de 18 compañías cotizadas (entre otras: Toyota, Google, Amazon, Whole Foods Market, Starbucks, Nordstrom, CostCo, BMW, Unilever, Tata, Mahindra y Honda) y 10 compañías privadas (entre otras: IDEO, Patagonia, REI, Gore, Timberland, Bon Appetit).

La expectativa inicial de los investigadores era que estas firmas tuvieran una rentabilidad financiera tan solo aceptable, por varios motivos: ninguna de ellas declaraba como objetivo “maximizar el retorno de los inversores”, además son firmas que retribuyen a sus empleados por encima de la media del mercado, invierten en las comunidades donde operan, no tributan en paraísos fiscales ni emplean una política agresiva de costes con sus proveedores.

Sin embargo, el hallazgo de los investigadores fue revelador: estas compañías retribuyen en realidad a sus accionistas por encima de la media del mercado, en un ratio de 9 a 1 en un período de 10 años (1996 – 2006). Se han actualizado los datos para un período de 15 años (1996 – 2011) y estas compañías superan el índice SP 500 en un factor de 10,5. Los autores compararon también sus resultados con las 11 firmas que Jim Collins, en su best-seller “Good to Great”, identificó en su día como “sobresalientes”. Este análisis arrojó unos resultados claramente superiores en favor de las compañías del equipo de Raj Sisodia.

Por tanto, no se trata simplemente de compañías “agradables” haciendo cosas “buenas”, sino de empresas que logran crear un valor diferencial para sus grupos de interés.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *