Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ene 14, 2013 in Expediciones y viajes, Valentín Giró

Los Alpes de Sur y la región del Monte Cook

Esquiando la zona inferior del glaciar Aida, con vistas al glaciar Murchison  © Valentín Giró - consultor alpinista autor trainer

Esquiando la zona inferior del glaciar Aida, con vistas al glaciar Murchison © Valentín Giró

Los Alpes Meridionales de Nueva Zelanda fueron bautizados así por el capitán James Cook en 1770, aunque ya habían sido registrados en el año 1642 por el explorador Abel Tasman. La cordillera alberga cumbres que superan los 3.000 metros de altura, siendo el Monte Cook (3.754 m) su punto culminante y la cima más alta de Oceanía. Su altura, que fue fijada originalmente en 1881 en 3.764 m., se redujo en 10 metros en el año 1991 al desprenderse la parte somital del Pico Norte.

Los Alpes del Sur Neozelandeses se formaron por la colisión de dos placas tectónicas: la del Pacífico y la Indoaustraliana, y la subducción de las mismas continúa elevando el Monte Cook unos 7mm al año. Estas montañas sufren un clima severo por la acción de los furiosos “Rugientes Cuarentas”, los vientos del oeste que soplan a lo largo de los 45º de latitud sur, en el extremo meridional de África y Australia. Esta cordillera es el primer y único obstáculo que estos poderosos vientos encuentran en su camino a lo largo de los mares del sur.

La región del Monte Cook es el mejor lugar de Nueva Zelanda para practicar esquí de montaña. Se trata, posiblemente, de uno de los mejores destinos del mundo para disfrutar la montaña con esquís, en un paisaje alpino repleto de glaciares y atiborrado de nieve. Aquí pueden trazarse itinerarios muy atractivos y aislados, combinando ascensiones y descensos para todos los gustos y gozando en soledad de un inmenso territorio de nieve y hielo.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *