Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ene 13, 2014 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

Los «Crazy Catalans», listos para lanzar el ataque a la cumbre del K2

Los Crazy Catalans, listos para lanzar el ataque a la cumbre del K2

La tienda vivac situada a 8.100 m, por encima de la torre Casarotto, bautizada por la expedición en honor del legendario alpinista, fallecido en 1986 en la Magic Line del K2

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

Nuestro proyecto de escalada de la Magic Line del K2 captaba la atención de los medios

Los “crazy catalans” lográbamos así lo que en un inicio parecía impensable: estar en condiciones de poder lanzar un ataque a cumbre al K2 por la Magic Line. Nuestro proyecto captaba, ahora sí, la atención de los medios y recibíamos las muestras de cariño y apoyo de la gente a través de la web o del correo electrónico. El 18 de agosto, el diario La Vanguardia publicaba: “No se vayan todavía, que aún hay más. Si pensaban haberlo visto todo en el montañismo, los catalanes de la expedición Magic Line al K2 pretenden rizar el rizo este fin de semana. Desde que llegaron al campo base del segundo techo del mundo (8.611 m.) el 17 de junio, los cinco alpinistas se han quedado casi solos preparando el más difícil todavía de este deporte: coronar la montaña más complicada, la más técnica, la tercera más mortífera, y hacerlo por su cara más imposible, la arista sudoeste, conocida como la vía Magic Line, a través de la que sólo ha llegado una expedición, en 1986”.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *