Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Mar 25, 2013 in Liderazgo basado en valores, Valentín Giró

Personajes admirables

Personajes admirables valentin giro autor consultor trainer alpinista

Admiramos a las personas capaces de haber vivido una vida coherente con unos determinados valores

Estas reflexiones parten de los aprendizajes y programas de formación que Valentín Giró realiza como Consultor de Axialent, empresa creada por Fred Kofman especializada en el desarrollo del liderazgo y procesos de cambio cultural en las organizaciones. Fred Kofman es además el autor de Metamanagement y Conscious Business.

¿Qué tienen en común las personas que más admiramos en nuestra vida?

Si pensamos en alguien que admiramos, ya sea un personaje real o del mundo de la ficción, nos damos cuenta de que lo que nos lleva a admirarlo es la coherencia con la que ha vivido sus propios valores. Difícilmente admiramos a alguien por el mero logro material que ha conseguido en su vida. Podemos admirar, por ejemplo, a Bill Gates o a Steve Jobs por lo que han hecho en el mundo de las comunicaciones, más allá de la fortuna personal que han amasado.

Tres de las figuras históricas que yo personalmente más admiro son Tenzin Gyatso, el decimocuarto Dalai Lama, la Madre Teresa de Calcuta y el psiquiatra vienés Victor Frankl. La vida de cada una de estas personas es, en sí misma, una fuente de profunda reflexión e inspiración para mí. Aunque son muchos los valores que representan, destacaría los siguientes:

  • Integridad: son personas que, a pesar de las adversidades, penurias e incluso torturas que han vivido, transmiten una gran felicidad y paz interior fruto de la coherencia y virtuosidad de sus comportamientos.
  • Coraje: expresan esta coherencia con valentía, reivindicando ese espacio legítimo de decisión incondicional que tenemos todos los seres humanos y que consiste en actuar con libertad frente a los desafíos que diariamente nos plantea la vida.
  • Humildad: se trata de personas sencillas y humildes, desapegadas de sus egos y que viven al servicio de los demás conscientes de que, en realidad, “somos lo que damos” al prójimo.
  • Sonrisa: mantienen una actitud positiva y constructiva ante la vida, incluso en circunstancias extremas. Mantienen una sonrisa no sólo física sino también anímica y espiritual que los convierte en verdaderos líderes, capaces de transmitir sosiego y confianza en los más duros momentos de la vida.
  • Mirada de niño: poseen una actitud y una mirada de niño, curiosa, despierta y atenta. Son personas que aún se maravillan y aprenden de todo lo que viven y que sucede a su alrededor.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *