Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jul 23, 2014 in Momentum Himalaya

Phurbu Tsewang, el emprendedor social de Momentum Himalaya

IMG_2776_reduced

Phurbu sostiene a su hijo menor en brazos (Foto: Valentín Giró)

Momentum Himalaya es el nombre de una iniciativa de apoyo al emprendimiento social en la aldea de Sama, situada a 3,500 metros de altura en un remoto lugar del Himalaya Nepalí. Se trata de un proyecto que nació bajo la inspiración del alpinista Carlos Soria, que mantiene un vínculo especial con este lugar que lo acogió en su primera expedición al Himalaya.

Sama es un lugar especial por muchos motivos, además de la belleza lo envuelve y por ser el único núcleo habitado del Himalaya que descansa, literalmente, a los pies de un ochomil, el Manaslu (8.163 m), cuyo significado en sánscrito es “la montaña del espíritu”. Sama alberga también una pequeña escuela de educación primaria a la que acuden casi un centenar de alumnos. Una escuela que afronta, al igual que la mayor parte de los habitantes del pueblo, carencias de todo tipo para alimentar, formar y vestir a los alumnos.

Gracias a Carlos Soria nació Momentum Himalaya en el año 2011, con el objetivo de impulsar iniciativas locales que permitieran generar ingresos de forma recurrente y sostenible, para que una parte de estos recursos se reinvirtiera en la escuela de Sama. Valentín Giró forma parte del equipo de Momentum Himalaya y viaja periódicamente a Nepal para realizar trabajo de campo. Los posts que el autor irá publicando en las próximas semanas son una invitación para conocer de cerca la labor que se viene realizando en este maravilloso rincón del Himalaya.

Phurbu nació en el año 1974 en el pueblo de Sama y era el tercer hijo de una familia de seis hermanos. Con sólo ocho años y gracias a la ayuda de un familiar, marchó a cursar su educación primaria a la aldea de Tilche, a tres días de marcha de Sama, en la región de los Annapurnas. Tras completar su educación secundaria pasó el examen de acceso a educación superior, que completó en Katmandú.

También en Katmandú cursó la carrera de magisterio, que pagó como pudo, trabajando y con algunas ayudas de familiares. Fueron varios años en los que no regresó a Sama y, aunque echó de menos a los suyos, tuvo muy claro que iba a hacer todo lo posible para completar su formación. Poco antes de finalizar sus estudios Phurbu conoció a Geoff Childs, un antropólogo norteamericano que había estado un año entero realizando su tesis doctoral en Sama.

Geoff fue una persona clave en la vida de Phurbu ya que le hizo ver que su comunidad lo necesitaba. La aldea de Sama quedaba muy alejada de todo y la educación era algo inexistente. A Phurbu le llenó de orgullo ver como su amigo americano le valoraba y le mostraba un camino de responsabilidad y aceptó la propuesta de Geoff para hacerse cargo de la escuela de Sama. Su salario, muy escaso en comparación con lo que habría ganado en una escuela de Katmandú, sería sufragado directamente por Geoff.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *