Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Nov 24, 2014 in Aprender y aplicar, Liderazgo basado en valores, Valentín Giró

¿Qué es un «buen problema»?

homer_serious_problem_Wallpaper__yvt2

Un «buen problema» es aquel que, más allá de dar o no con su solución, nos «soluciona» a nosotros mismos. ¿Cómo se come esto? Hablamos de un problema «normal» como el que somos capaces de solventar rápidamente y en el que seguimos siendo básicamente las mismas personas, antes y después de haberlo solucionado. Un «buen problema», sin embargo, no es tanto aquel en que damos con el resultado, sino el que hace que el propio proceso de resolución nos transforme.

Veamos un sencillo ejemplo. Un profesor de matemáticas que entrega un problema a sus alumnos no pretende que estos den simplemente con la solución; lo que en realidad persigue es que sus alumnos aprendan a manejar los conceptos de clase y los apliquen. La clave del aprendizaje es el proceso, no tanto el resultado final. Y este proceso puede llegar a ser antipático, incómodo, incluso doloroso cuando nos tiene «atrapados» sin entender cómo avanzar.

En esta situación, el clímax del aprendizaje se produce precisamente cuando el alumno exclama: «Ya está! Ahora ya lo entiendo!» En ese preciso instante es cuando el alumno no sólo ve el camino hacia la solución, sino que el propio problema lo ha llevado a aprender – haciéndolo crecer, emocional e intelectualmente. Los seres humanos sabemos que en la vida tenemos «buenos problemas» que pueden hacernos crecer para llegar a ser mejores. Entre estos «buenos problemas» son quizás las propias contradicciones internas las que ocupan un lugar destacado.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *