Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ene 22, 2013 in Expediciones y viajes, Valentín Giró

Valentín Giró en la travesía Tasman Saddle – Mt. Aylmer – Kelman Hut

Por suaves pendientes en dirección al Mt. Aylmer (2.699 m) © Valentín Giró consultor alpinista autor trainer

Por suaves pendientes en dirección al Mt. Aylmer (2.699 m) © Valentín Giró

Desde el refugio Murchison (1.900 m) remontamos por suaves pendientes hacia Tasman Saddle (2.435 m). El acceso a este collado presenta una pendiente marcada de 150 m. de desnivel – conocido como el headwall del glaciar Murchison, un muro pronunciado en la cabecera del glaciar – que conviene abordar con nieve bien asentada, ya que es un tramo propicio a la rotura de placas. Una vez superado el collado seguimos progresando con pieles en dirección N, por una pendiente amable que da acceso a la cumbre del Mt. Aylmer (2.699 m).

Los últimos 100 m. de desnivel son más pronunciados, por lo que conviene valorar las condiciones y, en función de las mismas, descalzar esquís para acceder a la cumbre con piolet y crampones. Desde la cumbre se disfruta de una magnífica panorámica de la cordillera de los Alpes del Sur, especialmente del sector comprendido entre The Minarets (3.031 m) y el pico Elie de Beaumont (3.109 m), con la mole del Mt. Cook (3.754 m) presidiendo el skyline majestuosamente.

Descendemos de nuevo hasta Tasman Saddle (2.435 m) para remontar a continuación hasta el refugio Kelman (2.460 m), el mayor y más moderno de la zona, en el extremo superior del glaciar Tasman y con una capacidad de 30 camas. Tiempo aproximado: 5 h.

[Este relato continuará en siguientes posts]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *