Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Dic 17, 2013 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

Valentín Giró explica el significado de escalar en cordada

Valentín Giró explica el significado de escalar en cordada

La cordada es la expresión máxima del compromiso y la confianza

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

La cordada es la expresión máxima del compromiso y la confianza

“¡Ya tocaba! Se nos ha resistido pero por fin hemos logrado instalar nuestro campo I en el Collado Negrotto. Mires adonde mires, desde aquí las panorámicas son impresionantes: hacia el oeste se contempla el glaciar Saboya y la cara oeste del K2; hacia el sur vemos un paisaje que nos resulta familiar, el glaciar Godwuin-Austen y la pequeña ciudad el Campo Base. Justo a lado de nuestras tiendas, el pico Ángelus nos recuerda las nevadas y acornisadas cumbres de los Andes…”

Diario de Expedición, 8 julio 2004

La instalación del Campo I en el filo mismo del Collado Negrotto (6.400 m) se completó el 8 de julio, superando los 1.300 m de desnivel en un proceso muy largo y de trabajo constante, interrumpido en varias ocasiones por el mal tiempo. Escalábamos sin tregua cuando el tiempo mejoraba, haciendo turnos de dos cordadas durante varios días para abrir y asegurar la vía aprovechando las veinticuatro horas del día. La factoría Magic Line estaba a pleno rendimiento: las “locomotoras de Benasque”, como llamábamos a los jordis por su fuerza y su capacidad de progresión, formaban una cordada; Manel, Óscar y yo formábamos la otra. Cada cordada de escalada progresa con un primer escalador que se encarga de la tarea más creativa y difícil de abrir la vía y fijar los anclajes de seguridad para pasar la cuerda por ellos e instalar una “reunión”; mientras el primero escala, su compañero permanece asegurándolo hasta que la reunión está fijada y puede escalar también hasta ese punto, generalmente con más peso a sus espaldas. El segundo no se mueve hasta que el primero le avisa de que ya lo tiene asegurando.

Mediante esta rutina de movimientos, avisos y gestos, la cordada va, poco a poco, ganando desnivel, como un preciso y delicado engranaje. Escalar en cordada es la expresión máxima del compromiso y la confianza entre varias personas en cuyas manos y de forma recíproca, pone uno su vida. Cuando un compañero te asegura sientes su presencia y su apoyo, y sin este lazo físico y emocional el vacío a tus pies resultaría difícilmente aceptable. Progresas en la vía porque sabes que no puedes caer más allá del último anclaje fijado, y porque tu compañero está atento y preparado para impedirlo. Es una simbiosis que exige atención y cuidado mutuo, una gran concentración en “el aquí y el ahora” y una buena comunicación entre ambos escaladores. Muchos accidentes se producen cuando desaparece alguno de estos ingredientes o por malentendidos entre los miembros de la cordada. Y esa confianza y conexión se convierte en un verdadero hilo de vida, sobre todo a medida que se va ganando altura y se sufren los efectos que la falta de oxígeno provoca en la voluntad y resistencia de los escaladores.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *