Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ene 11, 2014 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

Valentín Giró narra cómo Coro y Manel lograron montar el campo III del «Púlpito»

Valentín Giró narra cómo Coro y Manel lograron montar el campo III

Óscar Cadiach escalando un tramo clave de roca a 8.200 m, durante el ataque a cumbre

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

Situado a 7.500 m sobre el “Púlpito”, el glaciar colgante que da paso a la pirámide final del K2

Finalmente el 28 de julio logramos instalar el Campo III y vimos así nuestro esfuerzo recompensado. En el Diario escribíamos ese día: “Ahora sí, ya tenemos definitivamente instalado el Campo III a 7.500 m sobre el “Púlpito”, el glaciar colgante que nos abre el paso a la pirámide final del K2. Una pirámide de 1.100 m de desnivel- Es como si, por encima del Campo III, tuviésemos que escalar aún un Cervino, ¡pero a una altura de más de 8.000 m!. El esfuerzo constante de seis días de escalada ha culminado esta mañana cuando Coro y Manel, a las 13:00 h, dejaban instalada una tienda con gas y provisiones. A esta hora el viento, las nubes y el frío intenso han confirmado lo que las previsiones ya anunciaban: un empeoramiento que nos acompañará durante unos días. En medio de duras condiciones nuestros compañeros han iniciado un largo descenso hasta el Campo Base. Hacia las 13:30 h. comenzaban a rapelar los 2.500 m de desnivel que los separaban del Campo Base. A las 21:30 h finalmente llegaban, tras unos ochenta rápeles. Coro y Manel han agradecido nuestro recibimiento y la cena que les hemos preparado. Podemos decir que hemos llegado a un momento clave de nuestra expedición: todo está ya listo para lanzar el ataque final a la cumbre; tenemos la ruta preparada y los campos de altura abastecidos”.

Cuando volviésemos de nuevo a pisar el Campo III sería para ir de camino a lo más alto. Por encima del “Púlpito” nos aguardaría ya el gran interrogante técnico de la Magic Line: una afilada pirámide de 1.100 metros que atacaríamos en estilo alpino y que nos exigiría realizar al menos dos vivacs antes de alcanzar la cumbre del K2.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *