Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Feb 10, 2014 in La Magic Line del K2, Valentín Giró

Valentín Giró narra la visita de Goretta Casarotto al campo base del K2

Valentín Giró narra la visita de Goretta Casarotto al campo base del K2

La placa que preside la tumba de Renato Casarotto en el promontorio bautizado como Memorial Gilkey, en el Campo Base del K2 (5.000 m)

 

En junio del año 2004 un pequeño equipo de cinco alpinistas – Óscar Cadiach, Manel de la Matta, Jordi Tosas, Jordi Corominas y Valentín Giró – partimos, rumbo a Pakistán, con un gran sueño a cuestas: escalar el K2, la “Montaña de las montañas”, por la vía Magic Line. Con sus 8.611 metros de altura el K2 no es únicamente la segunda cumbre más alta de la tierra. Su desnivel y verticalidad la convierten en el único ochomil que permite divisar, desde el Campo Base, a un alpinista que esté situado en la misma cumbre. Se dice del K2, por su dimensiones, que es una montaña que empieza donde otras acaban. Estimado lector, a través de mi Blog quiero compartir contigo esta historia que ha marcado mi vida para siempre, por lo que viví y aprendí, pero, sobre todo por lo que en ella perdí. La historia de la Magic Line del K2 narra cómo cinco alpinistas que compartían unos valores se entregaron para hacer realidad un ambicioso sueño. Espero poder transmitirte fielmente todo esto y mucho más a lo largo de sucesivos posts que iré publicando.

Goretta, la viuda de Renato Casarotto, nos deseó mucha suerte en la escalada de la Magic Line

Otra visita importante que recibimos en nuestro Campo Base fue la de Goretta, la viuda de Renato Casarotto. Su llegada y los ratos que pasamos con ella, cada conversación y cada abrazo, fueron muy especiales para todos. Al despedirse, nos dejó un mensaje repleto de emoción y ánimos deseándonos, con todo su corazón, que alcanzáramos la cumbre del K2 por la vía que Renato siempre había deseado subir, la elegante y desafiante Magic Line.

Y más que nunca nos infundió el deseo y la confianza en lograrlo, por Renato, por ella, por todos nosotros y toda la gente que nos estaba apoyando y creyendo en nuestro sueño. Así, el día 10 de agosto recogíamos en nuestro Diario: “Hoy hemos recibido una visita muy especial y que hace días que esperábamos: Goretta Casarotto, compañera de Renato y primera mujer italiana que ascendió a una cumbre de 8.000 m, ha regresado este año al K2, rodeada de un pequeño grupo de buenos amigos, y ha querido agradecernos personalmente la discreción con la que recuperamos los restos de Renato. Le hemos entregado los objetos que encontramos en la mochila del alpinista y hemos conversado con ella largo y tendido, justo a los pies del glaciar Filippi donde desapareció Renato, sobre su figura, sus geniales vías y aperturas, su inagotable energía como alpinista, y también sobre cómo sucedió el trágico accidente en julio de 1986”.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *